30
Octubre

5 comandos para el buen entrenamiento de tu perro

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Tener un perro entrenado no es lo mismo que tener un perro equilibrado, pero el hecho que tu perro sepa algunos comandos básicos puede ser muy útil a la hora de tratar y evitar problemas de comportamiento.

Así que ¿por dónde empezar con el entrenamiento del perro? A continuación, cinco comandos esenciales que te ayudarán a educar y criar a tu perro como es debido. Solo necesitarás buena disposición y algo de paciencia para que el entrenamiento sea una actividad divertida ambos.


1. Siéntate

 

Este es uno de los comandos más fáciles de enseñar, por lo que es esencial para empezar.

– Coloca un premio comestible que le guste a tu perro al frente de su nariz, sin dárselo.

– Mueve la mano hacia arriba, haciendo que la cabeza del perro siga tu mano con el premio y haciendo que baje el trasero al piso.

– Una vez que está en posición de sentado, dile “Siéntate”.  Una vez lo haga, lo recompensas con el premio y le hablas con voz cariñosa “Muy Bien”.

Repite esta secuencia un par de veces cada día hasta que el perro la haya dominado. Luego, puedes practicar pidiendo a tu perro que se siente antes de la hora de comer, al salir a pasear, y durante cualquier otra actividad en la que desees que este calmado y sentado.

2. Ven

 

Este comando puede ayudarte a evitar muchos problemas, ya que hacer que regrese a ti es esencial para cualquier actividad al aire libre.

– Colócale un collar y correa a tu perro.

– Agáchate y ponte a su nivel, y dile: “Ven”, mientras que suavemente tiras de la correa.

– Cuando venga a ti, recompénsalo con un premio comestible o pedazo de salchicha.

– Una vez que lo dominas con la correa, elimínala y practica el comando en una zona segura y cerrada sin la correa.

3. Abajo

 

Este puede ser uno de los comandos más difíciles del entrenamiento debido a que la posición es una postura de sumisión. Puedes agilizarlo manteniendo una postura positiva y relajada, sobre todo con perros ansiosos.

– Busca un buen premio comestible que ta tu perro le guste, y mantenlo dentro de tu mano cerrada.

– Lleva la mano hasta el hocico del perro. Una vez que lo huela, lleva la mano al suelo, con el propósito de que tu perro te siga.

– Luego, desliza la mano por el suelo delante de él para animarlo a que siga tu mano pegado al suelo.

– Una vez que está en la posición “abajo”, dile “abajo”, le das su recompensa y un buen cariño.

– Repite todos los días. Si tu perro trata de sentarse o se lanza hacia tu mano, dile “No”. Evita presionarlo físicamente a la posición hacia abajo, y anímalo a “gatear” hace ti con el premio en la mano.

4. Quieto

 

Antes de intentar el comando “Quieto”, asegúrate de que tu perro ya haya aprendido el comando “Siéntate”.

– En primer lugar, pídele al perro que se siente: “Siéntate”.

– A continuación, abre la palma de tu mano y dile “Quieto”.

– Retrocede lentamente. Recompénsalo si se queda.

– Poco a poco aumenta el número de pasos que retrocedes antes de darle el premio.

– Siempre recompensa a tu cachorro para que se quede en donde está – incluso si es sólo por unos cuantos segundos.

– Este es un ejercicio de auto-control, por lo que no te desanimes si tu perro tarda un tiempo en dominarlo, en especial con cachorros y perros de alta energía.

Después de todo, ellos lo que quieren es jugar, quieto va en contra de su naturaleza.

5. Déjalo

 

Este comando puede ayudarte a mantener a tu perro a salvo cuando huele algo de su interés, pero posiblemente peligroso. El objetivo es enseñarlo a que consiga algo mejor para entretenerse.

– Coloca un premio comestible en cada mano.

– Muéstrale un puño cerrado con el premio que no deseas que coma, y dile, “Déjalo.”

– Déjalo lamer, olfatear, darle con la pata, pero no se lo des. El objeto es ignorar su conducta.

– Una vez que deje de tratar de tomar el premio de esa mano, dale el que tienes en la otra.

– Repite hasta que el perro se aleje del primer puño cuando le digas, “Déjalo”.

– Luego, invita a tu perro a venir cuando se aleje del primer puño y te mire.

– Una vez que el perro se aleja del primer premio y te mira, ya está preparado. Vuelve a decir “Déjalo,” y colocas el premio menos atractivo en el suelo, cubriéndolo con la mano.


Estos 5 comandos de entrenamiento pueden ayudarte a mantener a un perro educado y a salvo, además de reforzar la comunicación; verás que valdrá la pena la inversión de tiempo y esfuerzo. Recuerda, el proceso lleva tiempo, y debes trabajar con calma y paciencia.

Post Relacionados
El oído y olfato son los sentidos más importantes para un perro. Como sabemos, los
Contrario a lo que puedas pensar, la decisión de esterilizar a tu mascota indica que
Al menos el 15% la población tiene alergias. Entre ellos, el 30% de las personas,
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al
Es evidente y bien sabido que el cigarrillo puede acarrear enfermedades que ponen en riesgo
El embarazo canino es un período emocionante, no obstante, es algo que debe ser tomado

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados
Post Relacionados
El oído y olfato son los sentidos más importantes para un perro. Como sabemos, los
Contrario a lo que puedas pensar, la decisión de esterilizar a tu mascota indica que
Al menos el 15% la población tiene alergias. Entre ellos, el 30% de las personas,
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al
Es evidente y bien sabido que el cigarrillo puede acarrear enfermedades que ponen en riesgo
El embarazo canino es un período emocionante, no obstante, es algo que debe ser tomado