05
Enero

ALIMENTACIÓN PARA GATOS CACHORROS Y GATAS LACTANTES

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

La nutrición es un factor clave para mantener saludable un gato y mucho más aún durante el proceso de cría y lactancia.
Es importante estar atentos a la dieta de las crías y de la madre. En las crías para ofrecer los nutrientes esenciales y que sea nutricionalmente completa para permitir un buen desarrollo de los jóvenes cachorros y en  la madre para mantenerla bien nutrida y saludable durante  el proceso de lactancia.

 

Alimentación de las gatas lactantes
Los requerimientos energéticos de la hembra lactante dependen del número de gatitos que esté amamantando y de la edad de los mismos, pues ambos factores afectan la cantidad de leche que necesita producir.
Durante la lactancia, hay que dejar que la gata consuma a voluntad un alimento balanceado para gatas lactantes, rico en proteínas y materias grasas, por lo menos entre las primeras cinco y siete semanas de vida de los gatitos. (En el mercado hay algunas marcas que tienen calcio y proteínas extras que llenan estos requerimientos). Consulta con el veterinario cual es la marca más recomendada.
Es importante, además de la alimentación de la gata, suministrarle suficiente agua para que se hidrate adecuadamente, pues la falta de esta, puede afectar notablemente la producción de leche materna.

 

Alimentación de las crías
Las investigaciones demuestran que un gatito pasa de la infancia a la edad adulta joven en aproximadamente un año y durante sus primeras 20 semanas (5 meses) etapa  donde comienza el proceso de destete. A partir de ese momento es necesario suministrarles a los gatitos algún alimento sólido pues a partir de este momento aumenta el interés  por los alimentos sólidos y disminuye el interés de la hembra en el amamantamiento.
Para las crías son mejores las dietas formuladas, que proporcionan un 30 % de proteína y que contienen más de 1.500 kilocalorías. Los alimentos que reúnen estas características son los especializados para felinos cachorros y se recomienda que el cachorro siga este tipo de alimentación hasta cumplir  tres meses de vida.
El alimento seco puede humedecerse con agua tibia para ayudar a ablandarlo y hacer que les resulte más fácil comerlo.
Es necesario alimentar a los gatitos dos o tres veces por día durante este período de rápido crecimiento, además, vale la pena destacar que cuando se ofrece un alimento nutricionalmente completo y balanceado a un gatito normal y sano, no es necesario complementar su dieta con vitaminas y minerales.

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados