15
noviembre

Temores caninos: ayuda a tu perro a vencer el miedo

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

El miedo puede aparecer de forma natural en el perro. Esto puede deberse a factores hereditarios o genéticos. Sin embargo, también podría ser producto de malas experiencias en su primera etapa de vida. Bien sea por haber estado expuesto a situaciones realmente horribles, o por no haber tenido una adecuada socialización.

 

La raíz del problema


Muchas personas no saben lidiar con los diferentes problemas de conducta que presentan los perros a lo largo de su vida. Muchas veces no entienden porque su perro es agresivo, tímido, ansioso, destructor, miedoso…

 

 

Se desesperan, pierden la paciencia, amenazan, gritan y pueden , incluso, pegarle al perro.

¿Por qué el perro se comporta de esa manera tan terrible? Si es agresivo con los extraños, muy tímido cuando llega una visita, entra  pánico cuando se queda solo en casa o le tiene pavor a los fuegos artificiales… El Miedo es la raíz del problema.

Lo primero que debemos hacer es identificar a qué o a quién le tiene miedo el perroAsimismo, es importante conocer el por qué le tiene miedo. Si conseguimos esas respuestas podremos diseñar un plan de trabajo, una terapia para ayudar al perro a mejorar sus problemas de conducta.

 

 

El Dr. Nicholas Dodman, en su libro The well-adjusted dog, (El perro bien equilibrado) describe una especie de  triángulo de las bermudas que le ocasiona  el miedo al perro. Señala que le temen: a seres vivos (personas, otros perros y por supuesto, otros animales), a objetos inanimados, (los sonidos o ruidos y señales como las luces) y a determinadas situaciones (quedarse solo en casa, ir  la clínica veterinaria y montarse en el carro, entre otras).

 

¿Cómo ayudarlo a vencer el miedo?


Debemos buscar ayuda profesional con un médico veterinario o un experto en modificación de conducta animal para que nos diseñe un tratamiento o una terapia. Cada caso debe ser tratado en forma particular. No existen dos perros, ni dos problemas que sean idénticos. Además, se debe tener paciencia, ya que se requiere de tiempo para ver resultados satisfactorios.

La terapia que generalmente recomiendo para tratar problemas de agresión y ansiedad  ocasionados por el miedo es una combinación de dos métodos: desensibilización sistemática y contra-condicionamiento clásico.

 

Desensibilización sistemática

 

 

Consiste en presentar el estímulo en un nivel tan bajo que el perro no puede responder a él. Luego, gradualmente se aumenta hasta que el perro aprenda a ignorarlo en toda su intensidad.

 

Contra-condicionamiento clásico

 

 

Consiste en inducir al perro para que asocie el estímulo que provoca el comportamiento indeseable con cosas que a él le gustan.

 

Por ejemplo, si el miedo es a los fuegos artificiales o a las tormentas, trabajamos de la siguiente manera:

  1. Coloca a un volumen bajo un cd grabado con ruidos producidos por fuegos artificiales.
  2. Dale un premio al perro para que comience a asociar el sonido con una gratificación.
  3. Gradualmente sube la intensidad del sonido.
  4. Sigue dándole premios al perro
  5. Expón al perro a la máxima intensidad, observa que lo acepte como algo normal y que esté pendiente del premio.

 

 

 


Por: Carlos Betancourt – El hombre que escucha a los perros

Columna Carlos Betancourt

 

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Sordera canina: ¿Cómo aprender a cuidar a un perro sordo?

Post Relacionados
El oído y olfato son los sentidos más importantes para un perro. Como sabemos, los
Las pulgas tienen un ciclo de vida complejo que consiste en cuatro etapas. Para controlar
Contrario a lo que puedas pensar, la decisión de esterilizar a tu mascota indica que
Al menos el 15% la población tiene alergias. Entre ellos, el 30% de las personas,
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al
Es evidente y bien sabido que el cigarrillo puede acarrear enfermedades que ponen en riesgo