11
julio
perro enfermo

Cómo tratar la diarrea en el perro

La diarrea en el perro puede ser síntoma de varios factores, por ello es necesario entender las causas y conocer sus posibles tratamientos.

 

Causas frecuentes


Las causas más frecuentes de diarrea son todas aquellas que producen una irritación de la mucosa intestinal, la cual altera la permeabilidad de la pared y como consecuencia aumenta la cantidad de líquido en el intestino y el tránsito intestinal. Por ejemplo: bacterias, virus, parásitos, basura y comida en mal estado, tóxicos, hierba y vegetales, arena y otros cuerpos extraños, etc.

 

Tratamiento


El tratamiento sintomático de la diarrea, consiste en dar un descanso al intestino manteniendo un ayuno durante unas horas y alimentar seguidamente con dieta blanda altamente digestible.

“Si la diarrea persiste pasadas las 24 horas puede tratarse de una infección bacteriana. En este tiempo debemos solo dar agua en pequeñas cantidades pero sin límite y llevarlo de inmediato al veterinario.”

Es de suma importancia mantenerlo hidratado durante todo este tiempo cambiando el agua varias veces al día, desechando la vieja y colocándole agua fresca. Sigue estos consejos:

  • Evita darle su comida seca o concentrada habitual y manténlo en ayuno de comida de 8 a 12 horas, esto permitirá que el intestino “deje de trabajar” y tendrá tiempo de reparar las lesiones que se han producido en su pared, reduciéndose también la inflamación, los gases y los movimientos peristálticos.
  • Proporciona una dieta blanda baja en grasa, la cual le resultará muy digestible y poco irritante para el intestino. Esta dieta suave y templada, permite que las células del intestino se alimenten y regeneren además esta dieta prácticamente se digiere en su totalidad, por lo que la cantidad de heces que se forman son muy escasas, favoreciendo la reducción de la diarrea.
  • Ofrécele una fuente de carbohidratos, como el arroz y la papa cocida. También le puedes ofrecer proteínas como el pollo o pavo cocido y el queso blanco bajo en grasa. Estos serán ideales para empezar a alimentar a nuestro perro. Mantén esta dieta durante 4 ó 5 dias, ofreciendo pequeñas cantidades  tres o cuatro veces al día, para luego volver a su comida concentrada habitual de manera progresiva y sin prisa. Va a ser normal que no defeque durante 2 ó 3 días debido a un efecto rebote, y a que la nueva dieta produce muy poco residuo, no hay que preocuparse.
  • No utilices remedios caseros, como por ejemplo: aceite de oliva, suero oral, medicamentos para la diarrea, agua de manzanilla, etc. Si el cuadro es leve y benigno, solo con ayuno y dieta debe corregirse. De no ser así, tendrás que contactar a tu veterinario.
  • Evita alimentos nuevos que no haya probado antes mientras todavía esté en tratamiento contra la diarrea.

Los cuadros digestivos leves, con un vómito o una diarrea aislada, pueden ser frecuentes en los perros y suceder cada 2 ó 3 meses. Si nuestro perro se encuentra animado, quiere comer y los síntomas cesan con el ayuno y la dieta, sabremos que estamos ante un problema sencillo y no debemos preocuparnos.

 

Casos de alarma


  • Deshidratación. Los perros que tienen diarrea se pueden deshidratar rápidamente. Ofrécele mucha agua fresca y asegúrate de que la beba. Si el perro está deshidratado y no bebe agua o está vomitando, llévalo de inmediato al veterinario. En caso de que no esté bebiendo suficiente agua, pon un poco de caldo de pollo en el agua. Si esto no lo motiva a beberla, llévalo al veterinario de inmediato para que le inyecte fluidos.
  • Mucosidad en la diarrea indica un intestino irritado. Los parásitos, corazones crudos de cerdo y afecciones médicas pueden causar mucosidad en el intestino.
  • Si viene acompañada de vómito es algo serio. Llévalo al veterinario.
  • En caso que presente sangre o sea explosiva, llévalo al veterinario.
  • Evacuación color verde en los cachorros puede indicar coccidosis. Llévalo al veterinario.
  • Evacuación líquida en los cachorros es muy peligrosa si no se trata de inmediato.Llévalo al veterinario.

 

Consejos


  • Evita enlatados. Algunos perros no reaccionan bien al alimento enlatado. Toma en cuenta darle a tu perro alimento seco de buena calidad, o una mezcla de alimentos secos y enlatados.
  • Si además de la diarrea tu perro tiene fiebre o tiene dolor abdominal o hinchazón, esto puede indicar un problema serio, consulta con el veterinario de inmediato. En caso de cambiar el alimento del perro, hazlo gradualmente para que no se enferme o le dé diarrea.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
Las colas de los perros, juegan un papel vital en la comunicación. El movimiento de
Las garrapatas pueden transformarse en problema muy grave si tenemos un perro con una piel
El chocolate es uno de los manjares culinarios más comunes que existen. Sin duda, la
Puede que tengas la  sospecha de que tienes una perra embarazada. O de repente, estás
A todos nos encanta consentir a nuestras mascotas, especialmente si ayuda a su salud. Sabemos
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al