08
marzo
perro con hueso

Puedo darle huesos de carne a mi perro?

Siempre hemos visto a los perros con un hueso en la boca, los hemos visto juntos desde las caricaturas y comiquitas infantiles ¿verdad?

 ¿Son realmente los huesos saludables para los perros?


En general, no. La mayoría de los huesos son peligrosos para los perros debido a que pueden causar varios problemas de salud. Si bien no todos los expertos de mascotas están de acuerdo sobre este tema, la mayoría de veterinarios pueden contarte un montón de historias traumáticas relacionadas con los huesos y los perros.

#Mascotip: Durante mucho tiempo se ha pensado que los huesos son buenas golosinas caninas, lo cual es incorrecto. En primer lugar, los huesos cocidos nunca son apropiados. Sin embargo, los huesos crudos no están exentos de riesgos. Algunos de estos problemas pueden ocurrir después que hayan ingerido los huesos crudos.

Posibles problemas al masticar huesos de carne


Lesiones orales – Los bordes afilados de los huesos pueden cortar las encías de tu perro, la lengua y otras membranas y mucosas orales. Esto no es solo doloroso para tu perro, sino que también puede ser bastante complicado. Los huesos también pueden quedar atrapados en la boca, sobre todo entre los molares del maxilar inferior.

Dientes fracturados – Los huesos son lo suficientemente duros para hacer que los dientes de tu perro se rompan, a veces requiriendo endodoncias o extracciones dentales.

Obstrucciones Respiratorias – Todo o parte del hueso puede deslizarse por la garganta y atorarse, bloqueando las vías respiratorias y causando que el perro se ahogue.

Complicaciones gastrointestinales – Los huesos que pasan a través del tracto digestivo pueden causar graves daños. Un trozo de hueso puede quedar alojado en el esófago, el estómago o en los intestinos. En la mayoría de los casos, esto requiere cirugía para extirpar el hueso. Si los huesos no se atascan, pueden causar irritación al pasar por el tracto gastrointestinal. Esto puede causar vómitos, diarrea o estreñimiento. Sin embargo, los fragmentos en realidad pueden perforar el revestimiento del esófago, el estómago, los intestinos y el colon. Esta es una situación que amenaza la vida del perro.

Por supuesto que los perros aman los huesos, pero esto no quiere decir que deba permitirse que los coman. Los riesgos asociados al comer o masticar aplican a los huesos de todo tipo de animales, ya sean crudos o cocidos, pollo, pato, aves en general, res, cerdo, cordero, etc.

Sin embargo, los riesgos son más altos con los huesos cocidos, especialmente los de las aves de corral, ya que tienden a dividirse. Pezuñas y cuernos de animales como reses y venados pueden ser igual de peligrosos.

El tamaño del perro tampoco es un factor; cualquier tamaño y tipo de perro puede ser afectado. Sin embargo, los perros pequeños que comen huesos grandes son, evidentemente, mas propensos a pedecer de una complicación. El resultado final: incluso si le has dado huesos a tu perro en el pasado sin complicaciones, no quiere decir que todo va a salir bien la próxima vez le des otro.

 ¿Debes pensar si realmente vale la pena el riesgo?


Masticar y morder es una necesidad instintiva de nuestros amigos caninos. Para ayudar a satisfacer las necesidades de morder o masticar de tu perro, busca alternativas más seguras a los huesos. Y SIEMPRE debes asegurarte de supervisarlo, además que de esta manera evitas que mastique tus cosas favoritas.

Cuellos de pavo?

Si deseas alimentar a tu perro huesos carnosos, recomendamos primero consultar con tu veterinario acerca de los cuellos de pavo.

Aunque no todos los expertos concuerdan que los cuellos de pavo son seguros, sabemos que están compuestos principalmente de cartílagos y huesos blandos y por lo tanto pueden ser considerados digestibles (sólo cuando están crudos).

También, juguetes para perros especialmente hechos, huesos dentales y otras variedades pueden ser excelentes formas de satisfacer las necesidades de masticar de tu perro. Búscalos en tu tienda de mascotas favorita.

+ Asegúrate consultar a tu veterinario acerca de las mejores opciones para tu perro, y ten siempre cuidado al desechar huesos como restos de comida. La mejor opción es llevarlos directamente a la basura afuera, lejos del alcance del perro, recuerda que a estos les encanta hurgar en el basurero.

No dudes en llamar a tu veterinario si tienes cualquier sospecha acerca de una complicación con un hueso, al menos ya sabes las causas y los posibles síntomas.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
¡Es posible que el ronroneo de tu gato sea beneficioso para ti! ¿Alguna vez has
Entender a tu gato puede ser un reto, a veces nuestros amigos felinos quieren decirnos
Muchos de nosotros tenemos horarios estrictos u ocupaciones que nos limitan el tiempo que podemos
Todo pelo resplandeciente es señal de buena salud. Para lograr que tu mascota tenga ese
Los perros deben tener una buena higiene dental para mantener los dientes y encías sanos
Las mascotas son inmensamente apreciadas y adoptadas como miembros de la familia por millones de