16
febrero

El perro que se come todo y no quiere hacer sus necesidades en la calle

El caso del perro que se come todo y no quiere hacer sus necesidades en la calle…

Karem me dice que su perro Paris, un Husky Siberiano de 6 meses de edad, se come todo lo que consigue, clavos vidrios etc., que ya se enfermó una vez y quiere resolverlo. También, el perro aún no logra hacer sus necesidades en la calle, solo en el periódico dentro del apartamento y es problemático para ella.

Respuesta:

Apreciada Karem, los cachorros todo se lo quieren llevar a la boca, son como los bebes humanos que todo lo quieren agarrar, la boca del perro son sus manos, la prevención es fundamental por lo que debes mantener el área libre de posibles cosas que tu perro podría tragarse. En el caso de cachorros traviesos como París que solo tiene 6 meses debes procurar compartir más tiempo con él, realizar distintas actividades juntos, salir a pasear y cuando sea necesario dejarlo solo, debes proveerle una buena cantidad de juguetes interactivos diseñados especialmente para morder, hechos con un material agradable y resistente, que rellenos con comida o alguna golosina canina le permitirán morder y morder durante horas sin destruirlo, aliviando el posible estrés que pudiera ocasionarle tu partida, así como los problemas relacionados con su dentición.

 

Evitar que se coma todo


– Si todo lo que consigue a su paso se lo quiere comer debes enseñarle a entender el significado de la palabra “déjalo” o “no” para que se abstenga de tomar las cosas que no le está permitido, esto es realmente fácil y muy divertido, te explico paso a paso como hacerlo:

– Colócale al perro su collar (no ahorcador) y su correa de paseo. Esto lo haremos solamente para tener el control del perro y que no se nos escape mientras hacemos el ejercicio. No está permitido dar tirones a la corea, ni gritar al perro, ni mucho menos pegarle.

– Consigue premios. Las galletas preferidas de tu perro, pedacitos de salchicha, jamón o de queso, algo realmente apetecible para él.

– Procura que el perro esté calmado, no te desesperes si está inquieto, trata de que se siente o se eche a tu lado.

– Coloca un premio suavemente en el piso y a la vista de él, pero no a su alcance. Tú debes siempre tener la posibilidad tomar con tu mano el premio antes que él lo haga.

– Con el premio en el piso y a su vista, dile “no” o “déjalo”, si no obedece y se dispone a tomar el premio, tú lo tomas antes que él y no digas nada. Hazlo nuevamente, una y otra vez, sin perder la paciencia, y cuando él, aunque sea por breves segundos, haga caso al “no” o “déjalo”, tomas el premio con tu mano y se lo entregas a él.

– Repite el ejercicio tantas veces como sea necesario y una vez que el perro entienda perfectamente que no debe tomar nada cuando se le dice “no” o “déjalo” debes practicar en distintos horarios, lugares y situaciones.

– Si ya lograste enseñarle al perro dentro de casa, será el momento de salir a pasear y poner en práctica lo aprendido. Deberás llevar los premios contigo en un bolso o dispensador atado a tu cintura. Previamente debes haber colocado algunos señuelos en el piso durante el trayecto, al caminar con tu perro y encontrarte el señuelo (trozo de comida) en el piso le das la orden verbal “no” o “déjalo.” Si obedece tomas un premio del bolso, se lo das y continúas el paseo.

 

Enséñalo a hacer sus necesidades en la calle


Para que el perro aprenda a hacer sus necesidades en la calle, vas a requerir de una herramienta de trabajo muy importante en la vida del perro: un kennel o jaula transportadora, de esas que utilizan los perros para viajar en avión.

Lo primero es enseñarle al perro a permanecer dentro del kennel o jaula, y esto se logra poco a poco dejándole algunos premios cerca del kennel. Luego, dándole su comida, colocándole su cama y juguetes dentro del kennel, creando una asociación positiva: kennel = satisfacción.

Deja la puerta del kennel abierta y una vez que la cierres, comienza por dejarlo allí pocos segundos, minutos y así progresivamente hasta que pueda dormir toda la noche con la puerta cerrada. Nunca dejes al perro dentro del kennel sin que haya compañía humana dentro de casa o cerca de él. Con el paso de los días adorará el kennel y querrá pasar mucho tiempo allí.

La terapia consiste en que una vez el perro duerma en el kennel, al levantarse lo llevas al área destinada para hacer sus necesidades en la calle (no olvides llevar tu bolsa para recoger sus heces). Si no las hace allí, lo devuelves al kennel, permanecerá dentro de él por una hora, luego lo llevas nuevamente al sitio (calle) para que haga.

El perro es aseado por naturaleza, dentro del kennel se aguantará y no hará sus necesidades. Por lo que no le quedará otra alternativa que hacerlas en la calle. En el momento que haga sus necesidades, lo premias con una galleta o alguna golosina canina acompañada de un paseo corto .Tu constancia, disciplina y firmeza serán las claves para solucionar este problema.

 

Por: Carlos Betancourt. CPDT-KA, CAC, CTDI, CDL. El hombre que escucha a los perros® Twitter: @escuchaatuperro

Columna Carlos Betancourt

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados

Mucho cariño al perro – ¿Es bueno o malo?

Post Relacionados
Darle cariño, o no, al perro, se ha convertido en un tema a discutir. En
¡Es posible que el ronroneo de tu gato sea beneficioso para ti! ¿Alguna vez has
Entender a tu gato puede ser un reto, a veces nuestros amigos felinos quieren decirnos
Muchos de nosotros tenemos horarios estrictos u ocupaciones que nos limitan el tiempo que podemos
Todo pelo resplandeciente es señal de buena salud. Para lograr que tu mascota tenga ese
Los perros deben tener una buena higiene dental para mantener los dientes y encías sanos