15
julio

Frutas y verduras recomendadas para tu perro

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Foto. Shutterstock

¿Quieres dar a tu perro algo de frutas o verduras para complementar su dieta o como premio?

Todas las verduras y frutas no están permitidas e incluso algunas pueden resultar tóxicas para tu perro.

Dar como recompensa algunos trocitos de fruta o vegetales algunos días a la semana es buena idea, debes tener en cuenta que las porciones deben ser pequeñas y controladas, siempre es mejor consultar con tu veterinario para que te asesore con la alimentación del perro.

Es muy importante no abusar de estas. Dar a los sumo tres veces por semana y la cantidad a dar dependerá mucho del tamaño de nuestro perro.

He aquí las frutas y vegetales permitidas para tu perro:

 

Melón  y Patilla

Sin concha y sin semillas, les encanta y les refresca.

 

Espinacas

Son unos de los mejores vegetales verdes que podemos darles a nuestros perros. Gracias a su alto contenido en fibra, el movimiento intestinal del perro puede regularse con mayor facilidad. Además contiene vitaminas A, C, B, E y F, esenciales para asegurar sus propiedades cicatrizantes y vigorizantes. Lávalas bien antes de dárselas a tu perro y, lo más importante, debes trocearlas bien. Este tipo de verduras tienen como inconveniente que pueden quedarse atascadas en la garganta de nuestro can produciéndole tos o náuseas. Por ello es importante dárselas bien troceadas. 

 

Zanahorias

Son muy beneficiosas para ellos. Deberás dárselas bien lavadas, sin pelar y troceadas. Al tratarse de un producto duro, permite fortalecer sus dientes y eliminar el exceso de placa bacteriana. Si tu can acostumbra a masticar muy bien la comida, puedes darle trozos más grandes para que pueda masticarlos.

 

Guisantes

Son saludables para los perros, destacan por sus propiedades antioxidantes, digestivas, energéticas y alto contenido en fibra, magnesio, proteína vegetal, vitamina B2 y vitaminas A y C.

 

Auyama

Alta en fibra, excelente para controlar el estreñimiento de tu perro.

 

Papa

La mejor forma de ofrecerlas es hervidas o al horno sin sal.

 

Esparragos

Excelentes pues contienen vitamina B, C y antioxidantes. Crudos o cocidos son una gran alternativa.

 

Lechuga

Cocida o cruda, puedes acompañar sus alimentos. 

 

Apio España

Es uno de los vegetales más beneficiosos para el organismo de nuestro perro pues contiene muchos nutrientes; pero, como ocurre con el resto de verduras, debemos medir su cantidad y trocearlo antes de darlo, también puedes elaborar un jugo natural de apio y dárselo en ayunas por la mañana una vez al mes. No lo endulces para potenciar su sabor.

 

Manzanas

No solo son ricas y nutritivas sino que le limpian los dientes a nuestros perros de forma natural, es recomendable no pelar la manzana pero si quitar las semillas, para ello, lo mejor es un descorazonador de manzanas y dejar la manzana entera y así el perro, no solo se comerá una rica manzana sino que se divertirá con esa fruta en forma de pelota que cada vez que muerde está tan rica.

 

Mango

Es una fruta riquísima para muchos perros.

 

Piña

La piña con moderación aporta muchos beneficios a tu perro e incluso es muy beneficiosa actuando como remedio casero en el caso de que se coma sus propias heces.

 

Brócoli

Se debe dar con moderación ya que le puede producir gases.

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
#AnimalesNoSonCosas es una campaña en la defensa de los animales. Dos empresas españolas, han unido
Las pulgas tienen un ciclo de vida complejo que consiste en cuatro etapas. Para controlar
El oído y olfato son los sentidos más importantes para un perro. Como sabemos, los
Contrario a lo que puedas pensar, la decisión de esterilizar a tu mascota indica que
Al menos el 15% la población tiene alergias. Entre ellos, el 30% de las personas,
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al