07
septiembre
19-07-2013historias-de-adopcion-hunter-e

HISTORIAS DE ADOPCION: HUNTER EN HISTORIAS FELICES

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Por: Jenny Carreño [email protected]

 

Desde pequeña siempre quise tener mascotas y como casi todos los niños soñaba con el día en que mis padres llegaran a casa con un perrito y me dijeran que era mío…lamentablemente esto nunca sucedió hasta que…
Conocí a la persona que hoy día es mi compañero de vida. Comenzamos una relación y al pasar el tiempo me contó que tenía un perro Pit Bull Terrier y que se llamaba Hunter; le dije que quería conocerlo. Por fin llega el día y cuando lo vi, sentí una profunda tristeza. Allí estaba el, amarrado, agresivo, triste, flaco, sucio, mal alimentado, con mal olor, en fin, un animal inocente y hermoso sometido al cruel maltrato del ser humano.
Resuelta a acabar con esa situación, le dije a mi pareja que yo quería hacerme cargo de Hunter, ya que el no podía, y en la casa donde estaba lo trataban tan mal. Luego de conversar sobre la posible peligrosidad de Hunter con mi hijo, este me dice que lo traigamos a la casa porque el amor logra milagros.
Una tarde súper calurosa, compramos perrarina, agua mineral y nos fuimos a buscar a Hunter. Al principio estaba temeroso y con recelo, nos ladraba, pero luego, le ofrecí agua y con los ojos mas dulces y llenos de agradecimiento que haya visto en mi vida, me miró y accedió a tomarse el agua, mas confiada me arriesgue y le di perrarina de mi mano, se la comió de inmediato. Sin dudarlo y desde ese día, Hunter me entregó su confianza y alegró mi vida con su amor y su nobleza.
Yo vivía en un apartamento y el balcón se convirtió en su cuarto, y allí le colocamos la cama.  Pero Hunter prefería echarse al lado de la mía y ahí dormir su siesta! Pasado el tiempo, compramos una casa para que el tuviera espacio para correr y cazar.

 

 

Pero al mudarnos corrimos con la mala suerte que el negocio no salió como lo planeamos y nos quedamos sin casa…lloré hasta lo indecible porque si no tenía donde vivir a donde me llevaba a mi Hunter amado?

 

 

Como Dios siempre nos protege, mis padres nos tendieron una mano. En la actualidad vivimos con ellos y Hunter permanece a nuestro lado.  Esperando el día en que podamos brindarle de nuevo un espacio cómodo, adecuado a su tamaño y donde pueda correr libre y tranquilo, para terminar de vivir los años que aun le quedan a nuestro lado.

 

 

Cuéntanos tu historia de adopción (perros y gatos): [email protected]

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados