20
mayo
26-03-2015ensenar-al-nino-a-interactuar

LA ANSIEDAD POR SEPARACIÓN (PRIMERA PARTE)

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

 Por: Carlos Betancourt – El hombre que escucha a los perros

Los perros que sufren de ansiedad por separación siguen al humano excesivamente por toda la casa; cuando ven que el humano se prepara para salir, su respiración se torna  acelerada, jadean, gimen, caminan de un lado a otro, están intranquilos y su mirada es de desesperación; con la salida de la persona, es decir, al quedarse solos en casa  presentan problemas de destrucción, excesiva vocalización (ladridos) y desorden en los hábitos higiénicos; y al momento de reunirse tras la separación los saludos son excesivos o exagerados, ladra, brinca y corre sin parar, pareciera que ha pasado mucho tiempo desde que se separaron, cuando en realidad no es así, solamente han pasado escasos minutos.

La Ansiedad por Separación es un estrés sufrido por perros sensibles quienes sienten pánico o depresión  cuando se distancian de otros miembros del grupo. Es un desorden de híper apego, el perro siente pánico o depresión al  separarse de la figura de apego.

Si tu perro presenta más de dos de los síntomas señalados a continuación y los mismos se activan con la salida de los humanos, lo más probable es que sufra de ansiedad por separación:

1.- Seguimiento a la persona a todos lados.

2.- Ansiedad antes de la salida del humano.

3.- Excesiva vocalización  cuando está solo.

4.- Comportamiento destructivo al quedarse solo.

5.-Caminar de un lado a otro al ver que la persona se prepara para salir.

6.- Síndrome de escapista, destruye puertas, trepa cercas, hace huecos cuando ha quedado solo en casa.

7.- Comportamiento autodestructivo, se lamen y se muerden a si mismos hasta que se hacen daño-

8.- Los malos hábitos higiénicos solo se producen cuando se queda solo, hace sus necesidades en los sitios que jamás en compañía lo haría, encima de los muebles,  de la cama o en la almohada de la persona por la cual siente especial apego.

9.-Excesiva salivación, babean y llenan de saliva todo a su paso.

10.- Vómitos, los cuales pueden presentarse al antes de la salida de la persona, cuando están solos o cuando la persona ha llegado a casa.

11.- Anorexia psicogénica, el perro pierde el apetito y no come si la persona no está a su lado. Pueden pasar todo el día con el plato lleno de comida, no se la comen y cuando el humano llega a casa empiezan a comer.

12.- Saludos exagerados o excesivos, no son simples meneadas de cola, son ladridos, saltos y movimientos de un lado a otro sin parar.

La Ansiedad por separación tiene su raíz en el MIEDO, es el más común de los miedos situacionales: miedo a quedarse solo o separarse de un ser en especial. Entre otros miedos situacionales tenemos: viajar en carro, ir al veterinario, ir a la peluquería, ir al parque de perros, etc. Apartando los problemas genéticos o hereditarios, su causa está asociada a experiencias disfuncionales (abandono, maltrato, traumatismos, así como una nula o inadecuada socialización) a temprana edad.

La Ansiedad por separación es una enfermedad y debe ser tratada por un veterinario o un especialista en comportamiento canino, no se puede castigar al perro, ni amarrarlo, ni dejarlo encerrado en un kennel o jaula, ya que agravará el problema. Por favor, NO LE PEGUES!!!

La próxima semana les daré la terapia para rehabilitar a un perro con ansiedad por separación.

Carlos Betancourt, CPDT-KA, CAC, CTDI, CDL.

El hombre que escucha a los perros®

Twitter: @escuchaatuperro

“Soluciona problemas de conducta sin violencia”

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados