20
febrero
cachorro muda de dientes

La muda de dientes en los perros

Durante el primer año de vida tu cachorro se enfrenta a grandes cambios dentro de su boca, siendo la muda de dientes una de la principales molestias.

Los cachorros, igual que los niños, cambian sus dientes de leche por otros definitivos.

Los perros tienen dos juegos de dientes: 28 dientes de leche que eventualmente serán reemplazado por 42 dientes permanentes.

A partir de las primeras dos o tres semanas de edad, los dientes de leche empiezan a salir a través de las encías, comenzando por los incisivos, seguidos de los dientes caninos y finalmente los premolares. Todos los dientes de leche deben estar en su respectivo lugar alrededor de las ocho semanas de edad.

 

La pérdida de los dientes de leche


Los cachorros cambian su dentadura entre los 5 y los 9 meses de vida pero, a diferencia de lo que ocurre en los niños durante este periodo de cambio de los dientes de leche por los definitivos, en el caso de los perros este proceso pasa desapercibido, ya que en muchas ocasiones el cachorro se traga la pieza a sustituir y además no expresa su dolor o su incomodidad durante el proceso.

Durante el tiempo de muda las raíces de los dientes de leche se comienzan a reabsorber y los dientes de leche comienzan a aflojarse y caerse. Esto deja un espacio para que los dientes permanentes comiencen a erupcionar normalmente. Al igual que con los dientes de leche, los incisivos permanentes son los primeros en entrar, seguido de los dientes caninos y los premolares. Los últimos dientes en erupcionar en el conjunto de los adultos son los molares. Los cachorros no tienen molares, por lo que hay menos dientes de leche.

 

Cuidados


Existen muchas maneras de ayudar a tu cachorro en el proceso de dentición. Al igual que en los seres humanos se debe comenzar en el hogar un programa de cuidado dental tan pronto como llegue a casa nuestro nuevo cachorro, este es también el momento de empezar la observación de los dientes para asegurarse de que están llegando con normalidad. Cualquier diente de leche que no se caiga para dar paso a los dientes permanentes son llamados dientes de leche retenidos.

Tener dos dientes apiñados en un espacio destinado a uno solo puede causar problemas dentales. Los alimentos pueden quedar atrapados entre los dientes y causar la enfermedad periodontal.

La presión del diente retenido puede empujar el diente adulto en una posición anormal, donde se puede empujar contra el labio causando una úlcera evitando que los dientes superiores e inferiores se junten correctamente ocasionando problemas de masticación.

Los dientes retenidos deben ser removidos quirúrgicamente, lo ideal sería hacerlo tan pronto como te hayas dado cuenta, de modo que el diente adulto tenga la mejor oportunidad de venir en forma normal.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
Las colas de los perros, juegan un papel vital en la comunicación. El movimiento de
Las garrapatas pueden transformarse en problema muy grave si tenemos un perro con una piel
El chocolate es uno de los manjares culinarios más comunes que existen. Sin duda, la
Puede que tengas la  sospecha de que tienes una perra embarazada. O de repente, estás
A todos nos encanta consentir a nuestras mascotas, especialmente si ayuda a su salud. Sabemos
Muchos de nuestros animalitos sufren a la hora de ir al médico. El miedo al