Los hábitos higiénicos del perro adoptado

Categorias


Categorías

Por: Judith Hernández / @providaunimet 

 

Muchas personas si alguna vez pensaran en adoptar desisten de la idea porque piensan que un perro adoptado tiene siempre malos hábitos higiénicos y no es así.

 

Enseñarle al perro hábitos higiénicos es una tarea de constancia, paciencia y disciplina que todos los que tenemos perros debemos asumir. Al igual que nosotros mismos cuando somos pequeños y necesitamos que nuestros perros nos enseñen dónde, cómo y cuándo hacer nuestras necesidades igual es el perro: adoptado o no.

 

Cuando el perro es cachorro debemos recordar, además, que no controla esfínteres por lo que sus hábitos higiénicos pueden llevarnos de cabeza. El entrenamiento en hábitos higiénicos es fundamental pero es importante entender que enseñar a un cachorro hábitos higiénicos es más que llevar al cachorro afuera cada cierto tiempo. Se requiere que controlen el ambiente del cachorro y su horario de modo que no tenga accidentes.

 

Al cachorro debemos hacerle entender clara y gentilmente cuándo y dónde hacer sus necesidades (fuera o dentro de casa). Esto se logra con constancia y mucha paciencia. Si el cachorro permaneció mucho tiempo en una jaula es posible que presente problemas de hábitos higiénicos pues fue forzado a comer, dormir y hacer sus necesidades en un mismo espacio, en confinamiento.

 

Para corregir este problema debemos, ahora que el cachorro tiene un hogar, crearle una zona de confort donde el cachorro duerme, tiene sus juguetes, come y toma agua pero esta zona debe estar lejos de donde hace sus necesidades.

 

Cuando el perro adoptado es adulto, por lo general, está bien formado en hábitos higiénicos a menos que durante su estadía en una perrera o albergue haya sido confinado a una jaula sin atención a sus necesidades de paseo, evacuación, etc.,  y al igual que en el caso del cachorro, se haya visto obligado a  vivir como no está programado hacerlo.  El perro, por naturaleza, no defeca ni orina donde duerme.  

 

¿Cómo enseñarle buenos hábitos higiénicos a un perro adoptado? ¡Muy fácil! Créale una rutina sana de vida, ofrécele no sólo amor sino un lugar limpio y ordenado para vivir. Créale un horario para comer, pasear y hacer sus necesidades.  EL perro aprenderá con rapidez y entusiasmo porque sabe que eso te hace feliz.

 

Judith Hernández

Entrenadora certificada y asesora en comportamiento canino,

Presidente de Provida Animal.

0414-1369975

judithhernandez@hotmail.com