05
junio
26-03-2015ensenar-al-perro-a-quedarse-qu

¿POR QUÉ MI PERRO ORINA DONDE NO DEBE HACERLO? (SEGUNDA PARTE)

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Por: Carlos Betancourt / @escuchaatuperro 

Hay perros adultos que cuando están acompañados tienen buenos hábitos higiénicos,  en el hogar hacen sus necesidades sobre hojas de periódico o esperan a que los lleven al sitio indicado para hacerlas, al patio si viven en casa  o en las zonas verdes del edificio.  El problema se presenta cuando se quedan “solos”, ya que  parecen perder la brújula y su desorientación es tal  que hacen sus necesidades por todos lados menos donde deberían hacerlo. Por lo general, al verlos llegar a casa, se muestran  demasiados efusivos, brincan, saltan y se orinan de la emoción o alegría (no de miedo). Cuando esta situación se presenta estamos hablando de perros que sufren de Ansiedad por Separación y sus “malos hábitos higiénicos” solo se producen en los casos arriba indicados.

Estos perros tienen buenos hábitos higiénicos, no son malcriados, ni vengativos, muchas personas suelen decir que hacen sus necesidades por todas partes  como represalia o venganza por haberlos dejado solos… Nada más alejado de la realidad, solo mitos producto de un  antropomorfismo (*) que le  hace un grave daño al perro, ya que al creer que las hace por malcriadez o venganza, le castigan para que no lo vuelva hacer. Por favor, te pido NO maltrates al perro por este motivo, ni por ningún otro, lejos de solucionar el problema… lo agravarás más.

Debemos trabajar en lograr que los buenos hábitos higiénicos se mantengan cuando nosotros no estamos en casa, para ello  debemos ayudar al perro a vencer la ansiedad por separación, allí está la solución al problema de estos “malos hábitos higiénicos”. ¿Cómo hacerlo? en artículos anteriores he escrito detalladamente sobre ello, no obstante me permito recordarte los elementos principales de esta terapia:

* Desensibilización a tu salida de casa que es lo que activa la ansiedad, prepárate como si fueras a salir ( llaves, cartera, maletín, perfume)  pero no lo hagas.

* Sin despedidas al salir de casa, ni saludos al momento del reencuentro. Al salir de casa dale sus juguetes interactivos y al llegar a casa ignora su comportamiento hasta que esté calmado.

* Enriquecimiento ambiental  cuando se vaya a quedar solo en casa, déjale la luz encendida, el radio sonando o el televisor encendido, ya que para él significan que estás en casa.

* Los juguetes interactivos de  aquellos que les puedes colocar premios muy apetitosos en su interior, diseñados especialmente para que el perro se divierta mientras los muerde y que son casi indestructibles.

* Separaciones momentáneas: Dentro de casa, por unos segundos procura dejarlo “entretenido” con un juguete interactivo en la sala, el  cuarto o la cocina, ve a otro lugar de la casa y cierra la puerta,  progresivamente en la medida que vaya acostumbrándose a estar solo. Una vez que hayas logrado avances en la lucha contra la ansiedad por separación dentro de casa comenzarás a salir fuera de ella, comienza con pocos segundos, luego minutos y así progresivamente hasta lograr que durante horas se sienta cómodo, tranquilo, aliviado y sin ansiedad al quedar solo en casa.

* Debemos trabajar en ayudar al perro a vencer la ansiedad por separación, allí está la solución al problema.

* Consulta a un veterinario o a un especialista en modificación de conducta canina, la medicación podría  ayudar considerablemente a reducir la ansiedad por separación que sufre tu perro.

Otro caso que merece la pena tocar y que tendrá un artículo en próximas entregas, es el de los perros ancianos, quienes de un tiempo para acá comienzan a tener “malos hábitos higiénicos”. Generalmente este problema suele presentarse como consecuencia del proceso degenerativo que sufren sus órganos con el paso del tiempo y que da lugar a ciertos problemas de salud, tan solo como ilustración podría decirles que la mayoría de las alteraciones del equilibrio hídrico que producen polidipsia (beber más de lo habitual) y poliuria (orinar más de lo habitual) son consecuencia de dificultades en la capacidad de los riñones para retener agua.

(*) Antropomorfismo: tendencia de atribuir aspecto, cualidades y defectos humanos  a los animales.

¿Te gustó? comparte esta publicación con tus amigos

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados