28
marzo
perro come pup

Coprofagia Canina – ¿Por qué mi perro se come sus heces?

La coprofagia canina se produce cuando el perro ingiere sus propias heces o las de otros perros de manera frecuente.

En general, esta es una práctica común entre los cachorros, cuando todavía se encuentran en periodo de adaptación a su nuevo hogar o en pleno proceso de adiestramiento. Sin embargo, muchos son los perros adultos que comen sus propios excrementos.

¿Por qué se comen sus heces?


Como todas las conductas poco corrientes, existen una serie de causas que pueden llevar a nuestro perro a realizar este hábito que desagrada mucho a los propietarios de perros, y es motivo en muchas ocasiones de consulta veterinaria.

Un perro puede comer sus heces por llamar la atención, curiosidad, hambre, aburrimiento, limpieza,  estrés o soledad.

Problemas de salud?

Los perros que comen heces pueden padecer de ciertas deficiencias vitamínicas y minerales que desencadenen este comportamiento, sobre todo, cuando el perro tiene problemas para asimilar los nutrientes de la comida que come debido a una infección en el páncreas u otras problemas de mayor gravedad.

Esta conducta se origina ya que al saber instintivamente que su organismo no digiere lo que necesita, de manera intuitiva se come sus heces para cubrir dicha carencia. En estos casos es importante acudir al veterinario para que detecte el origen del problema.

Miedo al castigo – Condicionamiento negativo

Otra de las causas quizás más comunes es el miedo al castigo: cuando el dueño enseña al perro a defecar donde él quiere que lo haga mediante el condicionamiento negativo (castigos violentos) y el perro actúa de manera incorrecta comiéndose sus heces por temor al castigo, la coprofagia canina  se produce en estos casos cuando el cachorro adquiere un estado de terror que le lleva a ocultar el mal comportamiento ingiriendo las heces.

Una de las malas prácticas que originan lo dicho anteriormente es la incorrecta y popularizada manera de enseñar a los perros a hacer sus necesidades frotando el hocico sobre los excrementos u orina. De esta forma lo que estamos haciendo es incitar al cachorro a comerse sus propias heces.

La imitación

Otro de los motivos más comunes de la coprofagia canina es la imitación. Esto quiere decir que si tu perro o cachorro ha observado a otro perro comiéndose sus heces, podrá imitarlo haciendo exactamente lo mismo.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados
Los perros requieren cuidados de atención importantes: alimentos, veterinarios, y por su puesto, sacarlos para
El olfato del perro, es el sentido más desarrollado que posee, siendo 10.000 veces más sensible
Si eres un nuevo propietario de un perro, primero que todo felicitaciones! Segundo, te estarás
¿Por qué mi perro macho orina por todos lados? He dejado para esta entrega el
La nutrición es un factor clave para mantener saludable un gato y mucho más aún
Siempre hemos visto a los perros con un hueso en la boca, los hemos visto