Bombay

Afectivo
65
Dócil
65
Activo
60
Jugetón
85
Grooming
20
Suelta Pelo
30
Niños
90

Clasificación FIFe:

Tamaño y Peso

Mediano. Pesa de 3 a 6 kg.

Historia

La raza Bombay, a menudo llamada la mini pantera, es nativa de los Estados Unidos. Fue desarrollada por Nikki Horner en 1958, un criador de gato de Louisville, Kentucky, con el fin de obtener una raza felina que se viera como una pantera negra en miniatura. Para ello, casó un a un Burmés con un Pelicorto Americano. Adicionalmente, se realizaron numerosos cruces hasta obtener el resultado deseado. La raza es reconocida por TICA en 1979.

Pelaje

El pelaje del Bombay es corto, brillante, sedoso, espeso, fino y con textura satinada. Esta raza de gatos no suele soltar mucha pelusa.

Color

El color característico del gato Bombay es el negro azabache, ya que su pelaje en negro de raíz a puntas.

Características Físicas

El Bombay es un gato de tamaño mediano, de color negro, con un esqueleto robusto y músculos fuertes. Sin embargo, puede ser considerado pesado para su tamaño, aunque eso no impide su elegancia.
Sus ojos son tan llamativos como su pelaje, son grandes y de un tonos amarillos que oscilan desde el cobre hasta el dorado. Adicionalmente, sus ojos son muy expresivos se encuentran bastante separados, lo que da a su frente un aspecto amplio.
Su cabeza es redonda y ancha entre los ojos, al igual que su hocico que se aprecia amplio y redondeado. Sus orejas son medianas, bien separadas y con puntas redondeadas.
Sus piernas son proporcionales al cuerpo y la cola. Asimismo, sus patas se ven redondas, con cinco dedos en las delanteras y cuatro en las traseras. Su cola es recta y media-larga.

Caracter

Los Bombay son muy enérgicos y cariñosos, sumamente inteligentes, y buscan activamente la interacción con los humanos. Son muy fieles, les encanta jugar y aprender a hacer trucos. Tienen cualidades de gatos hogareño, y prefieren dormir acurrucados bajo las sábanas.
Se mantienen mejor en el interior, lejos del tráfico y la vida silvestre. Por su gran inteligencia, los Bombay son a menudo entrenados y tratados como perros; incluso, algunos dueños de esta raza los suelen pasear con correa.

Cuidado

Los Bombay no necesitan de una atención especial minuciosa, más allá de la necesaria por cualquier felino. Como el pelaje de la raza es satinado, corto y ceñido al cuerpo, solo bastará con dos o tres cepillados semanales, con la finalidad de retirar el pelo muerto. En el caso de que el gato arroje grandes cantidades de pelo, lo que es poco frecuente, un cepillo de goma puede ayudar a solucionarlo.
Es necesario alimentarlo con una dieta sana y equilibrada que ayude a mantenerlo sano y feliz, evitando que engorde, ya que suele ser algo glotón.

Salud

El Bombay no sufre enfermedades atribuidas a la raza, lo que quiere decir que es bastante saludable y fuerte. Es una de las razas felinas que menos tienden a padecer trastornos, por lo que su esperanza de vida alcanza los 20 años.
Sin embargo, existe la posibilidad que alguno pueda sufrir de una malformación de cráneo; problema heredado de sus antepasados los gatos Burmeses.

Mascota

Son inteligentes, ágiles y curiosos. Además parecen llevarse bien con los perros.
Esta raza anhela el afecto humano como la mayoría de los felinos. Les encanta ser mimados y acurrucados. Su ronroneo suele ser más alto que el resto de los gatos, incluso se puede escuchar en el interior de una vivienda hasta 5 metros de distancia.
Son vigilantes pero prefieren vivir en el interior.
Los ruidos altos suelen afectarlos y tornarlos nerviosos, un síntoma de esto, es que pierden pelo en su vientre y cerca de su cola. Asegúrese mantenerlo alejado del bullicio y proporcionarles un lugar donde refugiarse cuando sientan miedo.

Video

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *