Burmés

Afectivo
85
Dócil
30
Activo
75
Jugetón
80
Grooming
10
Suelta Pelo
10
Niños
50

Clasificación FIFe:

Categoría III: Gatos de pelo corto y somalí

Tamaño y Peso

Mediano. Pesa de 4 a 6 kg. Mediano. Pesa de 4 a 6 kg.

Historia

La raza Burmés proviene de un gato llamado Wong Mau, que llegó a las costas de San Francisco desde Asía alrededor de 1930 y cayó en las manos del Dr. Joseph Thomson. Así es que Thomson se propuso criar este distintivo ejemplar y estableció un programa para aislar los rasgos específicos y de aquí empezaron a aparecer los primeros Burmeses.

Pelaje

Corto, suave, fino, y brillante sin capa subyacente de pelo.

Color

Cualquier color tortuga. Ojos color dorado, muy expresivos.

Características Físicas

Su cabeza es redonda, cuello encogido y los pómulos salientes. Su cuerpo es musculoso y compacto, y su pelaje se encuentra adherido al cuerpo y es de textura suave.

La cola del Gato Burmés es recta, con terminación redondeada y las garras medias y ovaladas. Las patas traseras son más largas que las delanteras, y sus huesos son lo suficientemente fuertes, como para permitirle desplazarse de forma audaz.

Caracter

De naturaleza dulce, muy activo y juguetón. El Burmés es un gato sociable.

Cuidado

Su pelaje es verdaderamente de bajo mantenimiento. Puedes darle un brillo saludable simplemente pasando la mano por su pelo, por lo que no requerirás de un peine o cepillo (aunque siempre es bueno tenerlos).

Salud

El Burmés es una raza sana y robusta que presenta una increíble longevidad de 18 a 20 años, siempre que cuente con sus cuidados necesarios.

Mascota

El Burmés es un gato divertido, juguetón muy inteligente y activo. Tan activo como el Siamés, el Burmés es leal y orientado a las personas.

Los criadores suelen especular entre diferencias de carácter entre machos y hembras. Las hembras son muy curiosas, activas y cariñosas con su familia. Los machos son cariñosos también, pero son más distendidos y calmados. El Burmés puede usar su voz, algo ronca , para comunicar una necesidad de vez en cuando, pero nunca tanto cono el Siamés. Si quieres un Burmés tranquilo y calmado deberás incentivarlo con muchos juguetes para que no cometa travesuras en el hogar.

Video

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *